¿Qué es el Slow Fashion? | Loobo

¿Qué es Slow Fashion?

El Slow Fashion, término acuñado por la profesora Kate Fletcher de la Escuela de Sostenibilidad, Diseño y Moda de Londres, se define como la forma de diseñar y consumir bajo los criterios de la sostenibilidad, teniendo en cuenta el impacto ambiental y social que genera la elaboración de un producto. Se estudia la fase de ideación y toda la vida útil del producto teniendo en cuenta la huella de carbono que se genera en los procesos productivos. Si quieres saber un poco más sobre ropa ecológica, puedes acceder al siguiente enlace.

Por último podemos definirlo como un estilo de vida más pausado, natural y consciente con el entorno, el denominado slow living.

¿Por qué consumir Moda Sostenible?

Porque el Slow Fashion o Moda Sostenible está en consonancia con el consumo responsable de prendas elaboradas con materia prima o productos nobles que contaminan menos el medio ambiente, usan menos recursos hídricos y son biodegradables y reciclables. Es el antítesis de la moda industrializada (Fast Fashion).

Puntos clave del Slow Fashion

Materiales sostenibles

La tendencia de usar materiales sostenibles está en alza al igual que la concienciación por el medio ambiente. Las marcas de moda siguen introduciendo conceptos de conciencia ecológica como imágen corporativa en las tiendas y en sus redes sociales con la intención de hacer llegar a su público la calidad y la exclusividad de las prendas sin dejar de lado la transparencia en los procesos de producción. 

Entendemos como materiales sostenibles los que se producen totalmente libre de agentes tóxicos, pesticidas y fertilizantes químicos. Podemos encontrar entre ellos el algodón orgánico, fibras de bambú, cáñamo, lino y una gran cantidad de fibras recicladas… Cada una de ellas tiene sus pros y contras en algún proceso de la cadena de producción pero son más sostenibles que otras materias primas. 

Y aunque el poliéster no entre dentro de nuestro ránking de materiales sostenibles, sí que queremos hacer una pequeña mención, porque se están haciendo grandes avances. El poliéster con tecnología AirDye minimiza al máximo el uso de agua para teñir y estampar a diferencia del algodón que necesita aproximadamente 1200 litros por prenda. También reduce la energía y las emisiones en un 85% porque no requiere un uso extremo de calor en el secado. 

En Loobo somos conscientes del problema y el impacto medioambiental que supone la utilización del poliéster y cómo llega a nuestros mares y océanos después de tratar la materia. Por esto usamos algodón orgánico en todas nuestras prendas.

Comercio justo

Es una iniciativa que relaciona a productores, empresas y consumidores con el fin de comerciar desde la ética y la sostenibilidad. El Comercio Justo respeta los derechos humanos, las tradiciones y las culturas de los pueblos explotadores de recursos desarrollando una actividad económica, social y ambiental razonable. El objetivo del Comercio Justo es que los beneficios de ambas partes estén de acuerdo para llevar a cabo un correcto desarrollo de la actividad. En este enlace puedes leer más detenidamente sobre el comercio justo en el sector textil y en España.

Fabricación ética

La fabricación ética está ligada al comercio justo. Podríamos definirla como la moda ética elaborada de manera sostenible, que respeta el entorno donde se fabrican las prendas, que respeta los derechos humanos y que recibe un trato económicamente justo. Contribuir a una equidad de género en las etapas de producción con unas condiciones de trabajo dignas y prohibir la explotación infantil son algunos de los pilares de la ética del trabajo.

La circularidad es un punto clave del Slow Fashion y la fabricación ética. La idea de producir de manera local, la reutilización o reciclado de materiales, la durabilidad de las prendas, la utilización de recursos renovables también son los aspectos esenciales de la ética en el textil. 

¿Qué puedo hacer para contribuir a la sostenibilidad?

Algunas de las cosas que podemos hacer para reducir el impacto medioambiental que genera el fast fashion son: 

  • Consumir de una forma más consciente, valorando los materiales de las prendas y la cadena de producción.
  • Investigar a las marcas.
  • Lavar tus prendas con agua fría. 
  • Evitar comprar compulsivamente. 
  • Tener un armario más ecológico, con pocas prendas que estén elaboradas con 100% poliéster.
  • En vez de cantidad, busca calidad.
  • Apoyar a pequeños comercios.
  • Huir de la producción en masa.
  • Reutilizar y alargar al máximo la vida útil del producto.

Aunque la mayoría de estos consejos sostenibles están enfocados al mundo textil, se pueden extrapolar perfectamente al consumo que hacemos en general.

Conclusión

Adquirir productos de comercio justo y que apuesten por una economía circular nos puede beneficiar a largo plazo. La durabilidad de las prendas y la atemporalidad son grandes aliados del Slow Fashion. Es cierto que una prenda de estas características puede tener un precio más elevado, pero el problema reside en la comparación que se hace con las prendas de superproducción. Nuestro deber como marca de ropa ecológica es hacer entender al comprador que las prendas que está adquiriendo tienen otros valores y aspectos mejorados.

Es importante que las empresas apuesten por la economía circular y el kilómetro cero para evitar deslocalizar las plantas de producción y de éste modo también estamos evitando que se desvíe dinero a paraísos fiscales.

Recomendación

Nos gustaría recomendaros que visitarais la página web de  Slow Fashion Next  ya que creemos que están haciendo un gran trabajo regenerando el mundo de la moda desde el punto de vista sostenible desde el 2011. Otra página web muy interesante es Modaes que siempre nos mantiene informados de todo lo que pasa en el mundo textil. Esperamos que os guste y os sirva de ayuda. Hasta la próxima!

Ir a WhatsApp
1
Hola!! 👋 Bienvenid@ a Loobo!
Si tienes alguna consulta no dudes en escribirnos. Estaré encantado de ayudarte! 😉

Aarón, Loobo 🐺